Fallece el escritor Miguel de Cervantes Saavedra (22/04/1616)

Hoy es reconocido mundialmente. Su sobrenombre, “Príncipe de los Ingenios”, así lo acredita. Es considerado el máximo exponente de las letras españolas gracias a su novela El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, obra cumbre de la literatura universal; el libro más editado y traducido después de la Biblia.

Con estos datos, resulta irónico y difícil de creer que Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616) muriera en la pobreza y sin ser reconocido como escritor. La fama y fortuna que tanto buscó, ya fuese como soldado o literato, le fue esquiva casi toda su vida.

 

Luis Alemán escribe así en un artículo para el periódico “El Mundo”: “El pobre Cervantes iba muy orgulloso con sus heridas de guerra como tarjeta de visita, pero ya no había guerra y a nadie impresionaban sus honores. Escribía poemas, pero no eran muy buenos. Se metía en negocios, pero siempre salía mal parado…” Estas palabras pueden resumir perfectamente la vida del escritor.

 

Cuando Cervantes tenía 17 o 18 años estaba en Madrid, pero a partir de ahí se le pierde la pista hasta que aparece en Roma. Tenía fama de pendenciero, por eso se cree que su huida se debió a que mató a un hombre en un duelo. Antes de ser escritor, su sueño era convertirse en soldado por lo que resolvió dejar Italia y luchar contra los turcos. Recibió trabucazos en el pecho y en la mano izquierda, pero no le importó porque adquirió cierta fama y prestigio, además de un sueldo. Pensó que estos logros le ayudarían a limar la mala imagen que de él tenían en España, así que decidió regresar. Cuando volvía a la patria su barco es interceptado por piratas. Es trasladado a Argel donde permaneció secuestrado durante cinco años. Cervantes intentó huir en tres ocasiones, sin embargo, le perdonaron la vida cuando el castigo para este acto era la muerte. Tras pagar el precio de su rescate, fue puesto en libertad. Al llegar a Madrid, trató de ganarse la vida como autor teatral. Consiguió cierto éxito hasta que su acérrimo enemigo Lope de Vega irrumpió en escena con su nueva manera de hacer comedia, que era más cercana y entendible para el pueblo.

 

Desde 1590 hasta 1603 lo que sabemos del escritor es que estuvo recaudando impuestos por orden de FelipeII para la Armada Invencible. Debido a malentendidos y asuntos turbios, fue encarcelado varias veces, en Sevilla y Valladolid.

 

Murió pobre, fracasado y sin saber que había escrito la novela más famosa de la historia. Hoy se cumplen 400 años de su fallecimiento. Mañana, fecha de su entierro, se celebra el “Día Internacional del Libro”

Escribir comentario

Comentarios: 0