Escritores famosos tras un seudónimo

Son muchos los motivos que pueden llevar a un autor a publicar sus obras bajo un seudónimo. Por ejemplo, estar empezando y sentirse más seguro/a usando un sobrenombre, porque quieres separar el trabajo de la lectura, o porque escribes dos géneros distintos. A continuación mostramos algunos de estos autores que esconden su verdadero nombre: 

J.K. Rowling: Publicó “The Cukoo’s Calling” bajo el seudónimo de Robert Galbraith. Al dispararse sus ventas se rebeló el secreto de su autor.

Stephen King: Stephen King creó el personaje de Richard Bachman para publicar más sin tener que saturar a sus lectores. En 1985 se hizo esto público y King dejó de editar bajo este nombre.

Charles Dickens: Se camufló bajo el seudónimo Boz. Sus obras con ese nombre fueron en 1836 en la obra titulada “Sketches By Boz”.

Harry Patterson: Algunas de sus primeras obras aparecieron con su verdadero nombre: Harry Patterson. Otras obras que contaban con héroes cínicos, villanos despiadados y lugares peligrosos se publicaron con los nombres de James Graham, Martin Fallon, y Hugh Marlowe.

Eleanor Marie Robertson: Publica novela romántica bajo el seudónimo de Nora Roberts, y el thriller erótico bajo el de J.D.Robb.

Theodor Geiseil: El autor de libros infantiles conocido como Dr. Seuss era en realidad Theodor  Geisel, que trabajaba como editor en la revista de la universidad de Dartmouth. Perdió su empleo al organizar una fiesta durante los años de prohibición del alcohol, pero siguió escribiendo bajo su segundo nombre: Seudd. Al momento de publicar su primer libro le agregó Dr.  para hacerle una broma a su padre, que siempre quiso que fuese médico. 

 

 

 

Fuente: www.revistaarcadia.com

Escribir comentario

Comentarios: 0