Curiosidades sobre Rubén Darío 

En su Autobiografía cuenta que a los tres años ya sabía leer, y entre los primeros libros que leyó figuran El Quijote y La Biblia.

El poeta, periodista y diplomático nicaragüense, Félix Rubén García Sarmiento, más conocido como Rubén Darío, es llamado el “príncipe de las letras castellanas”,  al ser considerado el máximo representante del modernismo, que significó una revolución en el lenguaje y estilo de la poesía.

No tuvo una infancia muy feliz pues su padre era alcohólico y su madre huía frecuentemente de su lado para refugiarse con sus familiares. Así, Rubén Darío fue criado por los tíos de su madre a quienes consideraba sus verdaderos padres.

Su vida sentimental fue muy azarosa. Se casó en dos ocasiones. Su boda con Rosario Murillo fue una trampa orquestada por sus futuros cuñados que lo obligaron a casarse, a punta de pistola y haciendo uso del alcohol, al que era adicto. Este casamiento le impidió legalizar su situación con su verdadero amor, la española Francisca Sánchez, a quien conoció durante su estancia en Madrid. Francisca era analfabeta y sin cultura, pero lo entendió. Además, tras la muerte del poeta, recapituló y editó sus manuscritos y los legó a la Universidad Complutense de Madrid.

Autor de Cantos de vida y esperanza o Sonatina, fue su obra Azul, la primera en lograr el reconocimiento de la crítica.

“El libro es fuerza, es valor, es poder, es alimento…”

 

 

 

Fuente: Curiosidades del XIX al XX en España.

Escribir comentario

Comentarios: 0