Las "travesuras" de Tom Sawyer

Las aventuras de Tom Sawyer es el relato de la vida de Tom, procedente de una pequeña ciudad de Estados Unidos a orillas del Mississippi. 

Este niño, es criado por su tía Polly, que aunque lo adora, lo somete a una dura disciplina. Tom piensa que ve el mundo de una forma muy diferente a como lo hacen los adultos, así que lucha contra este universo de las personas mayores con su amigo Huckleberry Finn, un chico abandonado por sus padres que vaga por las calles,  que es despreciado por los adultos mientras los niños ven en él la libertad.


Debido a la disciplina a la que es sometido por parte de su tía, Tom siempre está haciendo travesuras para rebelarse. Podemos encontrar varias a lo largo del libro:

En una ocasión, Tom no fue al colegio para ir a nadar al río, por lo que su tía lo castigó pintando la cerca de su casa, Tom consigue hacer que los chicos del barrio terminen e trabajo por él, mientras les convence del placer que hay en pintar cercas. 

Otra de sus hazañas más famosas es cuando se escapa durante la noche. Su tía se da cuenta, y le riñe, por lo que Tom decide unirse a una banda de piratas (Joe, Huck y él mismo). Huyen hacia la Isla Jackson, y cuando desaparecen la ciudad asume que se han ahogado y muerto. Cuando vuelven, escuchan a su tía y la madre de Joe planificar los funerales, así que deciden asistir escondidos y revelar que están vivos en su propio funeral.

Finalmente, después de varias aventuras como estas, La historia termina con Huck y Tom felices, discutiendo sus planes de futuro para convertirse en ladrones de primera clase.

Escribir comentario

Comentarios: 0