Pesadillas con Jekyll y Mr Hyde

Robert Louis Stevenson (1850-1894) es “el contador de historias” por excelencia. Este autor escocés nos deleitó con muchísimas obras llenas de fantasía y terror, pero la más famosa sin duda es “El extraño caso de Dr. Jeckyll and Mr. Hyde”. 

Esta novela narra una representación vívida del trastorno psiquiátrico conocido como trastorno disociativo de la personalidad, que se caracteriza por la convergencia en una misma persona de dos o más identidades con características totalmente opuestas entre sí.


Pero… ¿En qué se inspiró Stevenson para escribir dicha novela? Muchos autores se inspiran en sueños que han tenido previamente, y así llegó a la mente de nuestro autor esta idea, mediante una pesadilla nocturna relacionada con un personaje de su infancia. Desde pequeño, Louis sufrió pesadillas, ya que la niñera que lo cuidaba siempre le contaba historias terroríficas a la hora de dormir. Por ello, Jeckyll and Mr. Hyde se centra en un personaje sobre el que Stevenson escuchó cuando era niño: Thomas Weir.


Thomas Weir fue un escocés del S.XVII que llegó una doble vida como clérigo y brujo. Era conocido públicamente por su piedad y bondad, así como por sus excelentes sermones.  Por ello, nadie imaginó su cara oculta, ante sus seguidores, el hombre llegó a admitir que practicaba el incesto y el bestialismo. Finalmente, Weir fue quemado en la hoguera, donde pronunció sus últimas palabras. “He vivido como una bestia, y debo morir como una bestia”. 

Escribir comentario

Comentarios: 0