Escritores suicidas

A lo largo de la historia ha habido escritores-as suicidas y alguno, incluso, se vio obligado a suicidarse, como Séneca que en el año 65 d.c. se cortó las venas y  tomó veneno en un baño de vapor.  

Otro escritor que se suicidó fue Mariano José de Larra, también periodista famoso por sus artículos costumbristas. En 1837 se pegó un tiro en su casa de Madrid, tenía 25 años. En su entierro un joven poeta recitó un poema  en su tumba, era José de Zorrilla.

El también escritor de Granada Angel Ganivet se tiró al río Dwina en Riga (Letonia) en 1898 con casi 33 años.

Después de estos tres escritores españoles, citaremos algunos de otras nacionalidades como por ejemplo:

El italiano Emilio Salgari autor de la saga de “Sandokan” se suicidó a la japonesa, haciéndose el harakiri en 1911 con 48 años cerca de Turín donde vivía. Sufría desequilibrio psíquico.

La inglesa Virginia Woolf en 1941 con 59 años se puso un abrigo, lo llenó de piedras y se adentró en el río Ouse, cercano a su casa y se ahogó.

El estadounidense Ernest Hemingway, premio Nobel de Literatura, borrachín y amante de las mujeres se disparó con una escopeta de dos cañones en la cabeza en 1961 en su casa de Idaho.


He aquí un ramillete de escritores suicidas, en su mayoría con problemas mentales y genios de la Literatura.

Escribir comentario

Comentarios: 0