La invasión extraterrestre de Orson Welles genera pánico en la población estadounidense (30/10/1938)

La noche del 30 de octubre de 1938, en plena víspera de Halloween, mientras millones de oyentes estadounidenses sintonizaban la radio CBS, se narró una invasión de marcianos asesinos y despiadados.

Los extraterrestres aterrizaron en Chicago y St. Louis, acabando con las fuerzas de defensa americana y envenenando el aire con gases tóxicos. Parte de la audiencia se había perdido el inicio del programa, en el que contaban que Orson Welles estaba haciendo un radioteatro inspirado en el libro de ciencia ficción “La Guerra de los Mundos” de H.G. Welles. De hecho, para darle más veracidad, tras el primer parón, Welles retomaba la supuesta emisión de una orquesta desde el Hotel Meridian Plaza para volver a parar a medida que la ficticia invasión extraterrestre se iba desarrollando.


Aproximadamente doce millones de personas pensaron que todo lo que se estaba narrando era cierto, y algunos intentaron huir en coche, mientras otros les pedían máscaras de gas a la policía. Cuando en los estudios de la CBS fueron conscientes del pánico en las calles, Orson Welles aclaró que todo era ficción. Aunque esto no fue suficiente para la Comisión Federal de Comunicaciones, que investigó el caso, pero no encontró ninguna ley quebrantada. Aunque Welles pensó que éste sería el fin de su carrera, fue contratado por Hollywood y años después dirigió, produjo y protagonizó “Cuidadano Kane”, considerada la mejor película estadounidense de todos los tiempos.  Por ende, aunque a priori pareciese un error, no era más que el comienzo de una leyenda. 

Escribir comentario

Comentarios: 0