El origen de: "Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo"

Esta es una expresión que erróneamente se ha considerado hacía referencia a una fecha (en torno al 10 de junio) cuando en realidad se trataba de un lugar. 

El “40 de mayo” era el último de una larga fila de burdeles en una de las calles del Madrid del siglo XVII (se piensa que pueda ser la actual Montera). Por lo que parece el “40 de mayo” era el de mejor fama por la belleza de sus mujeres, por lo que la expresión “hasta el 40 de mayo no te quites el sayo” era una forma de advertir sobre todo a los forasteros que no tenían que pararse en los primeros de la calle sino llegar hasta el final, donde ya podían quitarse el sayo (la ropa).




Fuente: Emitologías

Escribir comentario

Comentarios: 0