El origen de la frase "Ser un pintamonas". 

Difícil de creer que esta expresión se refiera a Leonardo da Vinci. En una embajada, en 1518, de nuestro Carlos I a Francisco I, para discutir sobre el Milanesado, que acabó en guerra. Ánimos encendidos y nada productivos. La relación al rey Carlos describió al francés como un “cabezadura” y de toscas maneras. Al pintor que lo acompañaba y que no sabían su nombre lo describe como un anciano de largos y no pulcros cabellos, ocupados en sus diseños y en pintar una mujer que llaman Mona. “Piense su majestad qué pintamonas forman esta corte”.


Fuente: Emitología

Escribir comentario

Comentarios: 0